El teatro de los sueños

El teatro de los sueños

Por: Diego Nicolás Vega

Mucho se habla de los grandes equipos de fútbol; de su historia, de sus apasionados hinchas, de sus leyendas y de sus grandes proezas a través de los años. Pero poco se habla de quién ha sido el testigo fiel de todas las incidencias, quién ha albergado esas maravillosas gestas y has visto las alegrías y tristezas que son lo que en realidad hacen grandes a un equipo de fútbol.

Los estadios son aquellos acompañantes silenciosos en la historia de los más grandes equipos del mundo, y hacen parte del legado nacional en otras ocasiones, al ser sede de las finales de mundiales de fútbol y ligas de campeones. Esta es la historia de más que un estadio, la leyenda de un lugar en que se vuelve todo mágico, en el que todo el ambiente se vive la euforia en torno a un equipo de fútbol. Se trata de el gran Manchester United de Inglaterra y el mítico Old Trafford: “El teatro de los sueños”

Para hablar del Old Trafford debemos remitirnos a los mismos inicios del club en 1878, aunque el estadio no fuese construido en esta misma fecha, ya que el equipo llamado para ese entonces, Newton Heath LYR Football Club, oficiaba como local en la calle del barrio Clayton. Fue hasta 1982 que fue incorporado a la First Division y tras estar cerca a la bancarrota en 1902, J.H. Davies se hizo cargo del equipo y el primer cambio realizado fue el del nombre del club: Manchester United Football Club, que se mudaría al viejo sector de Trafford al oeste de la ciudad de Manchester. Allí, en 1909, se construyó la que sería la sede de uno de los equipos de fútbol más importantes del siglo XX, diseñado por el arquitecto escocés Archibald Leitch, con un costo total de 900.000 libras esterlinas, equivalentes a unos 3 mil millones de pesos colombianos, y una cantidad máxima de 80.000 espectadores. El gran estadio se levantó y permaneció erguido hasta la Segunda guerra mundial, cuando la ciudad entera sufriría bombardeos por parte de la Alemania Nazi y Old Trafford no sería la excepción. Durante este tiempo los “Red Devils” se trasladaron al Maine Road, casa de su rival local el Manchester City.

El escenario deportivo sería reconstruido entre 1946 y 1949 cuando sería reinaugurado, y año tras año tendría mejoras considerables para la comodidad de los fanáticos del club, y en los años 60 se desarrollaron soportes voladizos con miras al Mundial que se llevaría a cabo en Inglaterra en 1966. Allí se jugaron tres partidos de esta importante cita orbital: Portugal vs Hungría, Portugal vs Bulgaria y Hungría vs Bulgaria. Y dos años más tarde, Old Trafford sería sede de la copa intercontinental entre el Manchester United y Estudiantes de la Plata de Argentina, con victoria final para el equipo “Pincha rata” por 2 a 1. Entre ambos equipos había leyendas del fútbol como Carlos Salvador Bilardo (quién después sería campeón del mundo con Argentina como técnico), Ribaudo, Juan Ramón Verón “La bruja” Bobby Charlton, Law, y Best entre otros.

Fue para la década de los sesenta cuando nacería una leyenda del club y de la selección inglesa, una institución llamada; Bobby Charlton, quién para muchos es el mejor jugador ingles de todos los tiempos, y lograría proezas con el club de sus amores y la sufrida Selección de su país, con quién lograría el primer y único titulo del mundo en una emocionante y polémica final ante la siempre poderosa selección de Alemania en otro de esos estadios míticos, el Wembley Stadium. Pero no todo fue gloria para el gran Bobby, pues da las gracias a Dios, después de haber salido con vida tras el lamentable desastre aéreo en Múnich en 1958, que se llevó la vida de ocho prometedores jugadores, tres empleados del club, ocho periodistas, dos miembros de la tripulación, un delegado de la agencia de viajes y un seguidor. Aquel Manchester United, uno de los mejores conjuntos del continente, regresaba a casa de Belgrado tras eliminar al estrella roja. Finalmente, Bobby Charlton decidió colgar las botas en 1973 tras haber marcado 249 goles en 752 partidos, y dejó su nombre impregnado en la mente y los corazones de no solo los seguidores del Manchester United, sino de los ingleses en general.

Este gigante mítico llamado Old Trafford ha sido testigo del surgimiento de muchas otras grandes carreras futbolísticas. Nombres como Erick Cantona, David Beckham, Juan Sebastián Verón, Rudd Van Nistelroy, Paul Scholes, Ryan Giggs, Roy Keane, Cristiano Ronaldo, Edwin Van Der Sar y Radamel Falcao García, entre otros. Además, cuenta en sus filas en la actualidad con el jugador sueco más importante de todos los tiempos; Zlatan Ibrahimovic; la estrella más costosa de la Premier League en sus más de cien años de existencia; Paul Pogba; y el técnico mejor pago de la actualidad y ganador de dos ligas de Europa; José Mourinho. Por si fuera poco, es el club más importante del siglo XX según la France Football, una de las revistas de fútbol más importantes del mundo y quién otorga el premio a nivel individual de mayor relevancia, el “Balón de Oro”. La revista Forbes clasificó al Manchester United como la marca deportiva más exitosa del mundo solo por debajo del equipo de beisbol New York Yankees.

Una de las grandes estrellas que ha hecho de su carrera algo simplemente magnifico en el césped del Old Trafford, es el delantero Wayne Rooney, quién da fe que en este estadio se hacen los sueños realidad, es el goleador histórico llegando a la cifra de 200 goles en 2013, es el segundo goleador del fútbol inglés detrás de Alan Shearer, capitán del club que le ha dado todo, y de la Selección de Inglaterra en la que también es el goleador histórico. La carrera de Wayne Rooney en el “teatro de los sueños” ha sido de las más grandes jamás vistas, no solamente en la historia del Manchester United sino del fútbol mundial.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked. *

A %d blogueros les gusta esto: